Inflación, el enemigo silencioso de tu ahorro.

Educación 12 de junio del 2020
Básicamente es cuando todo sube de precio y necesitas más dinero para comprar lo mismo que antes.

Para entenderlo mejor hagamos un ejercicio simple. Por ejemplo, si se registra una inflación del 15% significa que los precios han subido y que todo costará 15% más que antes. Si antes con $500 podíamos comprar productos básicos en el super, ahora necesitaremos $575 pesos para conseguir lo mismo.

La inflación es un fenómeno constante que no desaparecerá pronto, puede ser provocada por la alta demanda de bienes o servicios, su excesiva oferta, el aumento en los costos de producción, entre otras cosas.

Existen 3 tipos de inflación dictadas a partir del aumento que se registra en los precios.

Inflación baja: Es la lenta y predecible subida de los precios.

Inflación galopante: Los precios empiezan a aumentar a tasas de más de un dígito; es decir, un 15%, un 50% o hasta un 130%.

Hiperinflación: Es el escenario de una gran crisis económica y se suele producir en situaciones de guerra o de grandes conflictos.

Esto quiere decir que debido a la inflación poco a poco el dinero pierde valor, lo cual afecta directamente nuestros ahorros. Por eso no se recomienda tenerlo bajo el colchón ni en una cuenta de débito común y corriente, sino invertirlo.

¿Tienes alguna duda o te gustaría conocer más sobre educación financiera y finanzas personales? Envíanos un mensaje a través de Facebook, Instagram o Twitter.

Invierte con DINN y vive la experiencia de ganar sin esfuerzo.