¿Cómo cumplir tus propósitos en tiempos de emergencia?

Educación 06 de enero del 2021

Verás que puedes evitar mucho si planeas siempre esperando lo peor.

Es momento de ponernos serios con las metas.

Ya te comiste tu sopa de lentejas, te pusiste ropa interior de color y te atragantaste con las uvas. ¿Dieta, coche nuevo o dejar de fumar? Seguro traes en la cabeza cosas más importantes que tus propósitos de año nuevo.

Si recuerdas años anteriores sabrás que más de la mitad de tus propósitos no llegarán a junio. El problema, según psicólogos y algunos otros expertos, es que hacemos propósitos demasiado generales y no específicos: nos proponemos “hacer ejercicio” en lugar de “ir al gimnasio por lo menos una hora tres veces a la semana”.

A buena hora me dices.

Obviamente no vas a sacar cuaderno y pluma a la hora de la fiesta para hacer propósitos más detallados, mucho menos si involucran tu situación financiera.

Por eso ahora que terminaron las festividades es buen momento para hacer un plan detallado y más específico de tus propósitos para llevarlos a cabo en una época tan complicada como esta, donde no solo nada se ha arreglado por arte de magia sino que un poco de incertidumbre aún permea el horizonte.

Necesitas metas siempre pensando en lo peor.

Contra establecimientos cerrados y fuentes de ingreso frenadas, verás que puedes evitar mucho estrés y preocupación si planeas teniendo siempre en mente las situaciones inesperadas, de lo contrario tus planes pueden convertirse en tragedias que afectarán tus finanzas por un largo tiempo y que pueden echar para abajo todas tus metas.

  • Determina dónde quieres estar en el corto, mediano y largo plazo.
  • Determina cuánto debes, cuál es tu ingreso mensual y ubica tus gastos.

No esperes hasta “tener dinero” o “cuando todo mejore” porque precisamente se trata que con ayuda de estos propósitos bien planteados tengas ese dinero y todo mejore.

Establece un propósito de vida, ¡ya!

Sí, quieres llegar con 60 mil pesos a fin de año y un coche nuevo, pero antes de eso necesitas asegurarte de tener algún tipo de cobertura de salud para ti y para tus seres queridos porque si se enferman... pues ahí se te fue tu “guardadito”.

Además, es importante contar con un fondo para emergencias que debería por lo menos cubrir 3 meses de gastos, esto con el fin de ayudarte a costear deducibles de seguros, reparaciones inesperadas o cualquier otro imprevisto.

¿Ah, verdad?

Haz de manera automática esa división de tus ingresos incluyendo un cachito para invertir DINN y verás que hace una gran diferencia. Esto asegurará que estés invirtiendo y ganando más sin pensarlo, sin esfuerzo o sin tener que tomar una decisión.

Las finanzas personales sanas no son tarea de unos cuantos meses y tampoco resolverás tus propósitos de año nuevo de la noche a la mañana: son hábitos constantes llenos de planeación y disciplina.

Si eres constante y te mantienes motivado, verás que no hay emergencia, encierro o medidas de austeridad que puedan detenerte de cumplir tus propósitos. Y si tus propósitos van alineados a una mejor calidad de vida, ¡pues a darle!

¿Tienes alguna duda o te gustaría conocer más sobre educación financiera y finanzas personales? Envíanos un mensaje a través de Facebook, Instagram o Twitter.

El dinero no se persigue, se atrae.

Descarga la app, crea tu cuenta y descubre cómo puedes sacar el máximo provecho a tu dinero con DINN.