Conoce tu horizonte de inversión

Educación 14 de mayo del 2021

Todo a su debido tiempo

Una de los términos que más leemos al comenzar a invertir es “horizonte de inversión”, ya sea que te lo encuentres en la descripción del activo en el que estás estás pensando invertir o que de plano te hagan la pregunta sobre cuál es el tuyo.

Y precisamente, conocer el horizonte de inversión tanto de un activo como de tu propio perfil, es tan importante como conocer el riesgo y tu tolerancia a este.

¿Cuándo quiero mi dinero?

A resumidas cuentas, el Horizonte de Inversión es el plazo en que estás dispuesto a invertir tu dinero con el objetivo de obtener rendimientos asumiendo un determinado riesgo. Tan-tan.

Pero aquí viene lo interesante, porque hablar de un horizonte de inversión no se trata nada más del tiempo en que tú estás dispuesto a esperar para ver rendimientos, sino los mismos activos financieros son los que cuentan con su propio horizonte para que vayas contemplando en cuánto tiempo verás rendimientos atractivos.

Debes evaluar los tiempos en que crees necesitar el dinero que inviertes, ya que no sólo del tiempo que permanezca invertido dependerá el éxito de tu inversión sino que debes presupuestarlo muy bien para que no tengas que retirarlo antes de tiempo.

Todo es cuestión de tiempo

Cada uno de tus objetivos y metas lleva su propio tiempo, por lo que la disciplina y la paciencia son de suma importancia.

Establece tus objetivos y metas conforme a un horizonte de tiempo razonable, y en este caso, el de inversión se divide en tres:

  • Un horizonte de inversión de corto plazo es útil para invertir el dinero que vas a usar pronto o para tener un fondo de emergencia de gastos pequeños. La prioridad es la liquidez.
  • Se considera que un horizonte de inversión medio es a partir de un año Para este horizonte de inversión se consideran las alternativas que pueden ser mantenidas por un periodo de tiempo mayor y con rentabilidad moderada.
  • Con un horizonte de inversión a partir de los 5 años podemos considerarlo de largo plazo y nos permite trazar una estrategia de inversión que nos de mayores rendimientos, aunque también, entre más grande sea el horizonte de inversión podemos ir considerando los riesgos también elevándose.

No es una carrera, sino un maratón.

En DINN te recomendamos plantearte objetivos de mediano plazo; tener bien definidos tus objetivos te mantiene inspirado y con la mente tranquila, mientras que saber que tu ganancia no es de un día para otro fomentará en ti el hábito de la inversión.

Mientras en el corto plazo los retornos de tu inversión pueden ser más volátiles; en el mediano y largo plazo se reduce el efecto de la volatilidad generando una mayor probabilidad de obtener la rentabilidad esperada.

Los fondos de inversión no son instrumentos financieros para ganar dinero en un corto plazo. Es normal que su rentabilidad varíe cada día pues sus inversiones cotizan diariamente; así que es importante recordarte que con DINN inviertes a un mediano plazo y las variaciones diarias no deberían de angustiarte.

¿Tienes alguna duda o te gustaría conocer más sobre educación financiera y finanzas personales? Envíanos un mensaje a través de Facebook, Instagram o Twitter.

El dinero no se persigue, se atrae.

Descarga la app, crea tu cuenta y descubre cómo puedes sacar el máximo provecho a tu dinero con DINN.