Aprovecha tu aguinaldo en serio.

Educación 4 de diciembre del 2020

¿Gastar o ahorrar? Ninguna de las dos.

¿Ya te diste cuenta de que se está acabando el año? Es probable que sientas que llegaste de milagro a esta época en la que se habla de bonos y aguinaldos, lo cual no es casualidad, por eso te felicitamos: tu paciencia dio los frutos que mereces.

Ahora, existe una pregunta que siempre nos hacemos al tener dinerito extra: ¿qué hago con él? ¿Me recompenso por mi esfuerzo? ¿Lo uso para los regalos? ¿Ahorro? La respuesta no es ninguna de las anteriores.

Es importante que sepas que por encima de comprar regalitos y derramar capital en objetos de moda, lujo y novedad, tu mejor opción siempre será invertir; incluso mejor que solo ahorrar.

El dinero guardado lo gastarás tarde o temprano.

Comenzar a ahorrar es sencillo, lo difícil es mantenerse y se puede complicar todavía más si tienes el dinero a la mano. Destinar una parte de tu quincena es el primer y más importante paso, el error es ponerlo en un calcetín pues eventualmente te encontrarás con él y lo considerarás “un sobrante” para un gasto que tampoco tenías contemplado.

La ventaja de invertir con DINN es que, sin importar la cantidad, puedes depositar cada vez que quieras. Puede que no parezca mucho, pero en unos días sentirás ese cosquilleo al ver el rendimiento de tu dinero y comenzarás a entender por qué se vuelve un gusto destinar parte de tus ingresos a que tu dinero trabaje solo.

El objetivo de invertir es que tu dinero genere más dinero sin esfuerzo, prácticamente mientras duermes; además de tenerlo en un lugar seguro y aprueba de “imprevistos”, lo cual puedes conseguir de manera sencilla con DINN.

Que nada derrumbe tu nueva costumbre.

Mucha gente no invierte porque piensa que se necesita mucho dinero para que valga la pena, pero al igual que con ahorro, por algo se empieza. ¿Por qué no con tu aguinaldo? Aunque haya sido poco, verás que dar ese paso será una de tus decisiones más inteligentes este fin de año.

Invertir tu aguinaldo será el principio de un hábito que te hará considerar la opción como una nueva alternativa a gastar o ahorrar. Si empiezas con pequeñas cantidades se convertirá en una costumbre que disfrutarás y te ayudará a tomar mejores decisiones para cuando tengas mayores ingresos.

Se trata de una gran oportunidad para darle el mejor uso a ese “dinero extra”. Si recibes un bono a fin de año y decides invertirlo, verás que con paciencia y constancia, su crecimiento te continuará motivando para hacerlo una y otra vez.

Entonces, ¿qué harás con tu aguinaldo? ¿Gastarlo o ahorrarlo? Recuerda que hay una tercera y mejor opción que ahora ya conoces: invertirlo.

Cuando el sistema cumple con sus obligaciones facilita la interacción de todos los involucrados para que existan las condiciones ideales para ahorrar, invertir y pagar.

¿Tienes alguna duda o te gustaría conocer más sobre educación financiera y finanzas personales? Envíanos un mensaje a través de Facebook, Instagram o Twitter.

Invierte con DINN y vive la experiencia de ganar sin esfuerzo.