Guía básica para ser inmune al Buen Fin.

Artículos 10 de noviembre del 2020

¿Pueden creer que ya está aquí el Buen Fin? ¡Si apenas hace unos días era marzo!

Si estás leyendo esto es porque quieres gastar esta semana y aunque parezca que esa consola o ese televisor está rebajado en precio, tienes que ser precavido de lo que estás “aprovechando” este Buen Fin.

Aquí es cuando te recordamos que “invertir” no es solo para hacerte de un patrimonio, sino que se trata de tomar ciertas precauciones para asegurarte de que de verdad estás protegiendo tu futuro de gastos desmedidos y sobre todo del Buen Fin.

Las compras a meses no son buena idea.

No exageres con los regalos de Navidad, cumpleaños, Reyes Magos y San Valentín solo porque crees que es el momento “perfecto” para comprarlos a meses.

Sabes que hay cosas que de contado no podrías pagar y casualmente esta semana aparece la opción de 24 meses sin intereses, por lo que piensas que aunque no lo necesites hoy lo puedes necesitar mañana... y con esas facilidades pues hasta te llevas dos, cómo no,

Tendemos a sobregirar tarjetas o cargar docenas de pagos diferidos que después no podemos creer cuánto destinamos de nuestros ingresos mes a mes para pagarlos, o peor, ya ni nos acordamos qué fue lo que compramos. ¿Ya estuvo, no?

Lo quieres, pero no lo necesitas.

La vida es un riesgo, pero es importante analizar antes de comprar. No solamente el análisis de precio entre productos o cuánto se supone que está rebajado, sino que por muy básico que suene, no seas víctima del marketing.

Piensa dos o hasta tres veces, ¿en serio necesitas otro teléfono? ¿Otros tres libros que ni te da tiempo leer? ¿Mudarte de una consola de videojuegos a otra solo por la oferta? El Buen Fin existe para fomentar el consumo por medio de publicidad, así que evita sepultarte en cositas que “no tenías contempladas” pero estaban de oferta.

Ahora, si eres de esas personas que ha moderado sus compras todo el año esperando conseguir la lavadora o el refrigerador a mejor precio y efectivamente logras comprar eso únicamente: venciste, lo lograste, felicidades y que bien la pases. ¡Eso es comprar de manera inteligente!

Si todo falla…

Si de plano no te puedes controlar y el dinero que tenías contemplado para invertir se te empieza a escurrir entre las manos con todas estas “ofertas”, tal vez sea momento de apagar la computadora, esconder las llaves del coche y ponerte a armar esos muebles que compraste el Buen Fin 2018 y dejaste en sus cajas para cuando “tuvieras tiempo”.

¿Tienes alguna duda o te gustaría conocer más sobre educación financiera y finanzas personales? Envíanos un mensaje a través de Facebook, Instagram o Twitter.

Invierte con DINN y vive la experiencia de ganar sin esfuerzo.